sábado, 25 de junio de 2016

Una escuela de Senegal, enseña a la comunidad a integrar la discapacidad

La comunidad rural de Palmarin, en Senegal, ha dejado de ver la discapacidad como un estigma, para entenderla como una diferencia que enriquece y contribuye al desarrollo social y humano gracias a una escuela especializada en este colectivo. 

En la imagen, varios alumnos asisten a una clase práctica sobre anatomía humana. Guiados por Odette, una de las profesoras del centro, los chavales aprenden las partes del cuerpo humano. Durante el ejercicio, cada alumno debe señalar las distintas partes y, si es posible, explicar qué función desempeña cada una. En la escuela de educación especial de Palmarin todo el contenido educativo está adaptado a las necesidades de los alumnos para garantizar que los niños aprendan y se diviertan haciéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada