lunes, 8 de agosto de 2016

Un millón de jóvenes españoles, ¿adictos a Internet?


¿Pueden vivir los millennials sin Internet? Rotundamente no. La Red se ha convertido en algo tan indispensable como el agua que beben y el aire que respiran. El 32% de los jóvenes españoles entre 12 y 18 años invierte más de 3 horas al día en la Red, una cifra que está por encima de los límites por los que se considera un hábito con posibilidades de transformarse en adicción. El comparador Kelisto asegura que ya existen 45.300 jóvenes españoles de estas edades adictos a Internet y 967.000 que podrían serlo si siguen su actual tendencia.

Una Investigación sobre conductas adictivas a Internet entre los adolescentes europeos, Eu.net.adb, proyecto perteneciente a la Unión Europea, sitúa emplear más de 18 horas a la semana jugando con el ordenador, pasar más de 14 horas en redes sociales o tener más de 500 amigos online, como datos indicativos de cierto “enganche”.


Únicamente el 17,5% de los adolescentes usa menos de una hora al día a navegar. Según Kelisto, el ordenador seguiría siendo el equipo a través del cual estos jóvenes acceden a Internet. El 62% no planifica su tiempo frente a la pantalla y sencillamente se “deja llevar”. Sin embargo, el móvil está cerca de arrebatarle el puesto al PC. Los padres no se lo piensan dos veces y permiten que cada vez sus hijos cuenten con un smartphone propio con una edad más temprana. Más del 50% de los adolescentes recibe su primer teléfono a partir de los 10 años, mientras este porcentaje se elevaría al 80% con más de 12 años y al 90% al superar los 14 años.
Los varones, con mayor riesgo de adicción

Por sexos, las niñas superarían notablemente a los varones en tenencia de smartphones: nada menos que en 8 puntos porcentuales de media. Pese a ello, son los chicos, además de los adolescentes de mayor edad y los hijos de progenitores con un nivel educativo más bajo los más propensos a desarrollar adicción a Internet.

“Además, los que juegan online tienen dos veces más riesgo de desarrollar esta adicción, así como los que apuestan a través de Internet. Por el contrario, cuanto más usan los adolescentes el ordenador para estudiar y llevar a cabo tareas educativas, menos síntomas de desarrollar adicción a Internet muestran“, apunta Manuel Moreno, redactor jefe de Kelisto y fundador del blog sobre redes sociales y periodismo digital, TreceBits. La firma también subraya que la mayor permisibilidad de los padres, que se sirven de la tecnología para mantener entretenidos a sus hijos en lugar de impulsar sus usos educativos, también facilita la mayor dependencia a la Red.

La falta de educación en materia digital desemboca en algunos peligros muy graves para los menores, como el del “grooming”. Con esta palabra se designa a las acciones deliberadas de adultos pedófilos para establecer lazos de amistad con menores con finalidades sexuales. En muchas ocasiones, no solo buscan un intercambio de imágenes, sino un encuentro físico. En este sentido, el 63% de los jóvenes europeos entre 12 y 18 años admite haber contactado en alguna ocasión con personas que no conoce mediante la Red y de ellos, casi la mitad (45,7%) ha llegado a encontrarse cara a cara con esa persona.

El acoso online o cyberbullying es otra lacra derivada de las nuevas tecnologías que ha salpicado ya al 21,6% de los jóvenes. Un 20% de los que lo han sufrido, no ha pedido ayuda a nadie de su entorno y ha preferido mantenerlo en silencio. El estudio también arroja que más de la mitad de los millennials en esta franja de edad no se ha parado a pensar en cómo usan las redes sociales y en cómo ello puede tener consecuencias para su futuro.

“Para evitar este tipo de situaciones, es muy importante que los padres adopten una actitud proactiva en cuanto a la educación online de sus hijos y que tomen medidas para supervisar, de una manera no intrusiva, el uso que hacen de Internet. En este sentido, instalar programas de control parental, fomentar un uso educativo y moderado de la Red y establecer una relación de confianza con los adolescentes para conocer sus hábitos de conducta online son algunas medidas fundamentales para garantizar su experiencia en Internet”, recomienda Moreno.

Publicado en El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada