miércoles, 5 de abril de 2017

CORTOMETRAJE: ACABO DE TENER UN SUEÑO






Todo comienza con una respiración agitada y la pantalla en negro, de pronto se escucha la voz de la niña que respira con dificultad y que te dice: “Mi nombre es Irene, tengo ocho años y acabo de tener un sueño horrible”. 


Poco a poco la imagen se va aclarando y se puede ver a Irene despierta en la cama. Ahí empieza a relatarse la historia y cómo la niña blanca había soñado que su piel se oscurecía, que su pelo era distinto y que sus ojos tenían otro color. 

En sus sueños, Irene se había transformado en Amina, una niña negra que se ocupa de todas las actividades domésticas y de su madre, que está en silla de ruedas. La niña apenas recibe atención y se mueve sola por el mundo. 

En el minuto tres todo cambia y la que habla es Amina, que ahora tiene otra vida y vive en la casa de Irene, va al colegio, se transporta en autobús… Todo un sueño para ella. 

El guion fue escrito hace tres años para denunciar las desigualdades desde la mirada inocente de una niña, sin dar lecciones morales ni recalcar el mensaje, ya que está muy visto en el cine. Según declararon los creadores (Javier Navarro y Pedro Herrero), solo se buscaba remover conciencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario